ESPAÑA A CORTO Y MEDIO PLAZO

MANTENEMOS NUESTRO OPTIMISMO SOBRE LA ECONOMÍA ESPAÑOLA

El buen comportamiento del consumo privado, sustentado en los incrementos del empleo, el crecimiento de la inversión privada, reflejo de la confianza que genera nuestra economía, y el buen comportamiento del sector exterior, en especial servicios y turismo, nos permiten anticipar tasas de crecimiento próximas al 3% para 2018 y 2019. Con ello España será, junto con Irlanda, uno de los países de mayor crecimiento de la zona Euro y la Unión Europea.

AUMENTO SIGNIFICATIVO DEL EMPLEO

El número de afiliados a la Seguridad Social del mes de mayo registró casi 19 millones de ocupados, todo un record histórico para este mes y un nivel no alcanzado desde el año 2009. Este buen dato relaja la tensión que generaron los datos del primer trimestre de la Encuesta de Población Activa, trimestre tradicionalmente negativo, que presentaron una desaceleración mayor de la esperada y una tasa de paro del 16,7%. El empleo crece moderadamente y las expectativas son positivas en un mercado cuyo balance es un activo para el gobierno saliente y donde el gobierno entrante no realizará cambios significativos.

ATENCIÓN AL DÉFICIT COMERCIAL

Si bien las exportaciones de bienes siguen marcando records y en los cuatro primeros meses han crecido un 3,7%, el crecimiento de las importaciones ha sido del 5% en el mismo periodo con el consiguiente deterioro de nuestra balanza comercial. Una parte del incremento de las importaciones se justifica por el incremento del precio del crudo, pero quizás es más preocupante que por primera vez en los últimos años perdemos cuota de mercado frente a la Unión Europea, espacio en el que las exportaciones de bienes han crecido más que las españolas, un 4,7%.

AMENAZAS Y RIESGOS

Las principales amenazas al crecimiento que consideramos actualmente son:

  • Aumento del proteccionismo. Este acontecimiento anunciado en anteriores informes es una realidad y las elevaciones de aranceles llevadas a cabo por Estados Unidos producirán represalias de otros países. Por el momento el comercio mundial es sólido pero asistimos a una escalada de amenazas que de materializarse producirán una merma en el crecimiento económico mundial.
  • Políticas monetarias restrictivas. El Banco Central Europeo ha manifestado que no se subirán los tipos de interés hasta el verano de 2019 y anticipa el final de la compra de deuda para finales de año. España es uno de los países con mayor nivel de deuda, es el país del que el BCE ostenta el mayor porcentaje de deuda soberana, y por ello nos afectará directamente el incremento de tipos y la menor liquidez futura.
  • Debilidad política en España. Si bien consideramos que el nuevo gobierno no podrá realizar grandes cambios y la economía mantendrá su evolución independiente, existe el riesgo de ingobernabilidad por la falta de apoyos al partido socialista, lo que generaría inestabilidad política, caída de expectativas y menor crecimiento de no convocarse nuevas elecciones. Cataluña seguirá su senda sin afectar al crecimiento global del país.
  • Confrontación en Europa. A raíz de las elecciones en Italia y la llegada al poder de un gobierno euroescéptico, Europa necesita de una mayor cohesión en la línea del anunciado presupuesto para los países del euro. Si por el contrario aumenta el enfrentamiento entre el bando duro del norte, representado por Merkel, y el más integracionista del sur, representado por Macron, nuestro futuro económico estará comprometido. Es el momento del cambio.
  • INICIO

    Instituto L.R. Klein,

    UAM Facultad de CC.EE y EE

    Módulo E-XIV

    28049 Cantoblanco Madrid.

    Teléfono y Fax: (+34) 91 497 41 91

    http:// www.uam.es/klein/gauss

    e-mail: klein.gauss@uam.es


    www.prediccioneconomica.com

    e-mail: info@prediccioneconomica.com